miércoles, 14 de enero de 2009

La nieve


Dios, qué susto!! De tanto tiempo sin escribir en mi pobre blog, de repente había olvidado cómo entrar!! Menos mal que mi memoria ha sido indulgente conmigo, y ahora estoy aquí, aunque sin estar todavía, remolona remolona remolona... En mi casa nueva, un poco despistá, un poco descolocailla, un poco sin saber aterrizar de tanto vuelo y de tanto viaje... estrenar vida nueva con tanto ajetreo que de pronto me quedé así como detrás de una esquina, sin saber muy bien dónde...

Mamiloca que te pierdes.
Te pierdes tú, Enaire, que estás en las nubes.
Es que hace frío, hija, un frío que cala los huesos.
Pero sigues siendo tú? O ya no sabes quién eres?
Lo sabré tarde o temprano, ya lo verás, ya lo verás...

El irlandés no vino en Navidad.
El pirata dejó su isla y ahora anda por Barcelona.

Yo leo libros a pares.
En el metro. Y ahora en casa. En casa un poco pachucha.

Enaire, qué lees??

Cosas, Mamiloca, lo que cae en mis manos...

Ha nevado.

Déjalo para otro día, anda, cuando sepas lo que dices. Ahora no lo sabes. No lo sabes.
Y es hora de dormir...

4 comentarios:

Una maruja en internet dijo...

Mamiloca me alegro leerte, aunque sea de tarde en tade, estamos todas muy remolonas y frías muy frías, pero eso tiene que acabarse ya y espabilar. ¿Nos vamos a ver en mayo o junio? :).

Mamiloca dijo...

Pues no estaría nada mal!!!
Un beso!

Cu dijo...

Bonita!, si sq con este tiempo asqueroso estamos todas ivernando como osas! ;)
Venga, ánimo q ya queda menos para q lleguen los calores! :P

Un besazo, preciosa!

Tha dijo...

Como me recuerdas a otra que ha estado así la mitad de sus vacaciones, aunque sin metro...
Ahora todo parece que vuelve a lo de siempre pero algo cansada.
Venga a dormir que ya es hora. Un beso