martes, 20 de enero de 2009

Apuntes en el trabajo


Telegrama. Stop.

Patatas fritas en la playa de Cádiz, en un paquete de papel blanco. En la arena bajo el sol.

Mi abuela María y sus historias.

Sopa castellana en el mesón de la plaza de Valsaín.

Un hada diminuta en el teclado de mi ordenador.

Yo me quiero ir a mi casa (mi casa está en el pueblo) a comer arroz con pollo, o patatas con carne...
Papá llega a las tres.
O un cocido!!!

Stop.

8 comentarios:

Tha dijo...

un beso. Stop

Pilar dijo...

otro beso. stop. ;)

Cu dijo...

Uy estas dos, q escuetas son!.
Pues yo paso de telegramas y te digo q cuando te movilices me lleves contigo a tu pueblo a comer; pero déjate de arroz y de patatas y vamos a comernos unas gachas! ;)).

Besazos, ojitos!

Icey dijo...

Pues yo quiero esas croquetas sin freir tan ricas que haces mientras charlamos al calor del brasero:-)

LOLITA LOP dijo...

niña con lo bien que se come en tu pueblo ... a ver si quedamos un fin de semana todas allí , a comer cocido o sopa castellana o lo que se tercie ..


Me ha encantado tu post , tan esquemático y tan lleno de sensaciones

besos nonstop !!!

Asir dijo...

Me ha gustado lo de "Papá llega a las tres".
Creo que todos los papás llegan a las tres.

Por eso se dice una, dos y tres.

Llegar a las tres debe ser muy bonito, aunque también es una obligación sincronizada que puede generar uniformidad.

siouxie dijo...

Me apunto a la sopa castellana, a las charlas con mamiloca y su mamá, y a la visita a tu casa del pueblo :).
Muchos besos atrasados! :)

cu dijo...

Mari, leches, eres más vaga q yo! (y ya es decir!)
Posteaaaaaaaa, coño! ;)